martes, 30 de agosto de 2011

DE RE CIBARIA

DE RE CIBARIA
Ioannes Bruyerinus Campegius
Lyon, 1560


  
De cuando en cuando procuro incluir algún título de los, digamos, antiguos. Me gustan las fotos de colorines pero, con estos ejemplares, hay que pensar en otra cosa. Si encima están en latín, pues eso. ¡Menos mal que todavía me acuerdo de leer los números romanos y no hay problema en señalar que la fecha de publicación es 1560! Lo que ya resulta más delicado es el lugar de publicación. Lvgdvni me ha costado revolver unos cuantos diccionarios y, finalmente, gracias al Lexicon Geographicvm, Parisiis, 1670, leemos: Lugdunum..., Lyon, urbs archiepiscopalis... En cuanto al título, me imagino que significará algo así como De los alimentos.



En la red, siempre de la mano de Google, localizamos un ejemplar digitalizado; De re cibaria (Podemos pinchar para verlo entero), del que me bajé un PDF.
  
La Bibliographie Gastronomique, de Georges Vicaire es nuestra siguiente consulta y enseguida encontramos la referencia:

(En la columna 124)
BRUYERINUS (Campegius)
Primera edición de este tratado sobre los alimentos, sus cualidades, propiedades y uso citado a menudo por Le Grand D'Aussy, en su Historia de la vida privada de los Franceses.
...
Los tratados, De re cibaria, de Bruyerin Champier son muy raros; difíciles de encontrar.


Con ganas de conseguir más detalles del libro, y viendo que por Internet no aparecía nada, recurrí a Les fastes de Baccus et Comus, de Gérard Oberlé y, ¡como no! enseguida aparece la ficha del libro que nos ocupa.

Al estar en francés, nos  resulta más accesible que el latín, por lo que copiamos algunos datos:

(Página 58)
BRUYERINUS (Campegius)
El autor de este importante tratado sobre los alimentos es un médico lionés, sobrino de


Symphorien Champier, autor del código de alimentación Rosa Gallica, 1514.

Bruyerinus fue requerido a la corte de François I y enseguida se situó como médico de Henri II.

En 22 libros pasa revista a todas las especies de alimentos de los que cada uno se convierte en protagonista de un capítulo. Reúne los consejos de los autores antiguos que discute con discreción; compara los diferentes usos, sobretodo de los franceses, y añade numerosos comentarios personales  sobre la manera de vivir en el siglo XVI.


Un libro entero está dedicado al pan, otros a las legumbres, especias y condimentos, frutas, carnes (detalle casquería, riñones, sesos, tripas, huesos, etc., caza, aves, etc.) Y, como se ocupa de todos los pueblos del mundo, aparecen platos exóticos e insólitos: serpiente, camello, oso, león, elefante, etc. Un capítulo trata de la leche, la mantequilla y el queso. Los libros XVI y XVII están dedicados a las bebidas y sobretodo al vino, los últimos libros hablan de peces , moluscos y frutos del mar.
...

2 comentarios:

  1. Estoy segura de que las recetas para preparar leon, elefante u oso tienen que ser fascinantes!

    ResponderEliminar
  2. Amiga María Paz:
    Los antiguos siempre nos sorprenden con temas que creíamos de actualidad y resulta que nos aparecen en los escritos de otras épocas.
    Un saludo,
    Sebastián Damunt

    ResponderEliminar